El técnico de Manchester United, José Mourinho, gesticula durante un partido contra Manchester City por la Copa de Liga inglesa el miércoles, 26 de octubre de 2016, en Manchester, Inglaterra. (AP Photo/Dave Thompson)

José Mourinho: una década a tortas con la justicia deportiva

José Mourinho tiene un nuevo expediente sobre la mesa. Sus valoraciones sobre la futura actuación del árbitro Anthony Taylor antes del partido entre Manchester United y el Liverpool del 17 de octubre le han costado el enésimo proceso con la Federación Inglesa por comportamiento antideportivo. Como quiera que los litigios de Mourinho con la justicia deportiva no son nuevos, repasamos todas las sanciones que ha recibido el prestigioso técnico portugués durante su carrera.

2005. El Barcelona, con goles de Eto’o y Maxi López, lograba remontar frente al Chelsea en la ida de octavos de final de Champions League. Al término del partido en el Camp Nou, Mourinho se negó a comparecer frente a los medios de comunicación en protesta por el arbitraje de Anders Frisk, a su juicio parcial y favorable al conjunto culé. El portugués afirmó que Frank Rijkaard había mantenido una conversación con el colegiado en el descanso. Lejos de retractarse en los días posteriores, el entrenador del Chelsea afirmó en la revista portuguesa ‘Dez Record’ que el resultado había sido “adultrerado” Mou fue multado con dos partidos y 13.000 euros. Frisk se retiró, “harto de recibir amenazas” y la UEFA llegó a culpar a Mourinho de este extremo.

2010. Cinco años más tarde de recibir la sanción de la UEFA, ya en su etapa italiana, Mourinho criticó el arbitraje en un Inter-Sampdoria (0-0) haciendo el gesto de estar esposado. El juez lo consideró una expresión injuriosa y le impuso un castigo de 40.000 euros y tres partidos de suspensión. Según Eladio Paramés, portavoz del entrenador portugués, Mourinho tan solo quería decir: “podéis arrestarme pero mi equipo es fuerte y gana igual, incluso jugando con nueve”.

2011. UEFA y José Mourinho vuelven a chocar durante su etapa al frente del Real Madrid. Tres partidos de suspensión y 50.000 euros de multa por sus declaraciones tras el encuentro de ida de las semifinales de Champions League contra el Barcelona. Mou cargó contra el árbitro Wolfgang Stark, afirmó que le daría vergüenza ganar una Champions como la que ganaron los culés en 2009 tras el polémico arbitraje de Tom Henning Ovrebo y criticó con dureza a otros colegiados.

2013. De vuelta a Londres, el colegiado Anthony Taylor le expulsó durante un partido contra el Cardiff que el Chelsea terminó ganando por 4-1. El portugués vio los 20 minutos finales del partido sentado entre los hinchas y la FA le castigó por “conducta impropia” 9.500 euros de sanción.

2014. Un año más tarde, fue Chris Foy el que expulsó al portugués durante una liguera derrota del Chelsea frente al Aston Villa. Las expulsiones de Willian y Ramires enfadaron a Mourinho, que decidió entrar al terreno de juego para protestar las decisiones de Foy. Acabó expulsado y con 9.500 euros de multa por reincidente. “Lo que pasó en la derrota contra el Villa nunca lo sabré y nunca lo aceptaré”, declaró el entrenador portugués.

Comentarios