"Un día volví a visitar lo que fue mi segundo hogar (el gimnasio, la villa olímpica) y tengo que confesar que en ese momento casi me dan ganas de llorar." / Foto cortesía getty images

No es necesario tener millones, es cuestión de organización

Columna de opinión escrita por Nathalia Sánchez Cárdenas*

La columna hecha por Martín Martínez llamada “Lo que pasa en el deporte del Meta” tiene un muy buen análisis; estoy de acuerdo en muchos aspectos de los que el menciona.

Así mismo pasó hace años cuando fue un exitoso momento para la gimnasia del Meta, gracias al trabajo duro y la pasión como mencionó Martín, a pesar de las dificultades e incomodidades para a un entrenador o un deportista cuando tienen sueños y metas por alcanzar.

Un día volví a visitar lo que fue mi segundo hogar (el gimnasio, la villa olímpica) y tengo que confesar que en ese momento casi me dan ganas de llorar al verlo deteriorado, casi vacío, sin atletas ni entrenadores, la viga donde entrené para quedar campeona en varias ocasiones, estaba peor de rota, no habían colchonetas y las que habían estaban mojadas, arrumadas oliendo horrible.

El hecho no es este, lo que me dio tristeza es que no hayan si quiera logrado mantener lo que un día fue mi “mansión, mi castillo de cuentos ” y ahí si tengo que decir que Martín Martínez tiene toda la razón, no es necesario tener millones de presupuesto es cuestión de saber organizarse.

Afortunadamente en mi época conté con muy buen apoyo, que me ayudo a salir adelante y estoy muy agradecida por esto, pero ¿de que sirvió este esfuerzo por parte de todos, si años después simplemente abandonaron la Gimnasia?

Es una lástima que hoy en día los deportistas que salen adelante, no es por gestión si no porque están intentando cumplir sueños con las uñas, ojalá hubiera alguien que de verdad esté interesado en el deporte del Meta, en sacarlo adelante, en idear un plan a largo plazo.
Si a un entrenador le piden un plan de entrenamiento mensual y hasta anual (lo cual está muy bien) y este lo cumple, ¿quién hace el plan mensual, anual y de hasta 4 años (ciclo olímpico) en Idermeta?

Lastimosamente así como me fui un día de mi hermosa ciudad y me cambié de liga por lograr mejorar, así se fue Martín Martínez y se seguirán yendo todos los deportistas que se dan cuenta que necesitan progresar. Sería una lástima que el Meta se quedara un día sin atletas que los represente.

Amo mi departamento, lo extraño pero indiscutiblemente, se deben hacer muchos cambios.

*Primera deportista del Meta y primera gimnasta del país, en ir a unos Juegos Olímpicos.

Comentarios